Fiscalía de Medio Ambiente inició una investigación sobre la presunta contaminación en la playa de Cabo Blanco, por parte de la empresa petrolera Savia, luego de relizar una insprección frente a la plataforma PN10 Batería Ricón.

Sin embargo, el representante de la empresa asegura que la fuga de petrolero se habría producido debido al pique por corrosión externa.

El derrame de petróleo fue reportado el pasado viernes por parte de pescadores y poblasores del sector, e onspeccionado por la OEFA y Osinergmin.

Deja un comentario